Blogia
La lectora impaciente

Miedo

Se detuvo, se sintió amenazada.

Intentó escuchar, los sonidos parecían alejarse.

Apretó el bolso y pensó que si lo utilizaba con fuerza quizá podría defenderse.

Calculó rápidamente lo que contenía: la libreta, la billetera, la cajita con tarjetas, el paquete con chicles, el móvil y el monedero.

El peine y el espejito se romperían, también el teléfono.

Un coche pasó rápidamente, con la música a todo volumen.

Volvió a caminar y su ritmo se hizo cada vez más rápido.

Algo le tocó la pierna por detrás.

Saltó y corrió sin aliento.

Al llegar a la esquina, volvió a detenerse.

Al mirar hacia atrás sólo vio un pequeño gato maullando sin parar.

 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Dilaca -

Situación la del miedo, que nos hace asumir conductas y reacciones inesperadas.
El andar por las ciudades modernas, donde la inseguridad acecha en cada paso que damos nos vuelve alertas en extremos, tanto que el simple y delicado roce de un felino, dispara enormes cargas de adrenalina.Tal como en tu relato. Muy bueno.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres